Blog

El Envejecimiento y Los Ojos

Dr. Diego Valle / marzo 7, 2018

El Envejecimiento y Los Ojos

El paso de los años en la salud visual

La edad puede ocasionar cambios que afectan su visión. Pero los exámenes regulares de los ojos, pueden ayudar. Si se detecta tempranamente, cualquier problema de los ojos se puede tratar y se puede reducir el riesgo de que usted pierda la visión. Consúltenos inmediatamente si está sufriendo pérdida o disminución de la visión, dolor en los ojos, lagrimeo, visión doble, destellos, enrojecimiento de su ojo y otros síntomas.

Quejas comunes respecto a los ojos:

Las siguientes quejas comunes respecto a los ojos suceden a menudo con la edad. En la mayoría de los casos, se pueden tratar fácilmente. En ocasiones indican un problema mucho más grave:

El glaucoma: proviene de demasiada presión del fluido dentro del ojo. Con el tiempo, la enfermedad puede afectar el nervio óptico, ocasionando la pérdida de la visión y la ceguera. La pérdida de la visión no sucede hasta que se ha causado un daño enorme en el nervio. La mayoría de la gente que sufre glaucoma no presenta síntomas en una etapa temprana, ni dolor debido a la mayor presión. Usted puede protegerse mediante exámenes regulares con la pupila dilatada. El tratamiento puede incluir gotas para ojos, láser o cirugía.

La catarata: son áreas nubladas en el lente (cristalino) del ojo. Los lentes (cristalinos) normales son claros y permiten que la luz pase a través de ellos. Las cataratas impiden que la luz pase fácilmente a través del lente. Esto ocasiona la pérdida de visión. Las cataratas a menudo se forman lentamente, sin ningún síntoma. Algunas permanecen pequeñas y no cambian la visión de manera significativa. Otras se agrandan o engrosan y afectan la visión. La cirugía de cataratas puede ayudarle. Su oftalmólogo puede detectar cambios en sus cataratas con el tiempo, a fin de decidir si usted debe operarse. La cirugía de cataratas es muy segura. Es una de las cirugías más comunes que se practica.

Los ojos secos: se presentan cuando las glándulas lacrimales no funcionan bien. Los ojos secos pueden ser incómodos. Pueden causar picazón, ardor o aún alguna pérdida de visión. Su oftalmólogo puede sugerirle utilizar un humidificador en su hogar o gotas especiales para los ojos (“lágrimas artificiales”). Los casos más graves de ojos secos pueden requerir cirugía.

Degeneración macular (DME): la degeneración macular relacionada con la edad afecta la parte de la retina (la mácula), que le proporciona a usted la visión central aguda. Con el tiempo, la DME puede arruinar la visión aguda que se necesita para ver objetos claramente y para realizar tareas comunes, como conducir un vehículo y leer. En algunos casos, la DME se puede tratar con láser a fin de reducir el riesgo de mayor pérdida de la visión.
Retinopatía Diabética: esta complicación común de la diabetes sucede cuando pequeños vasos sanguíneos dejan de alimentar la retina como deberían hacerlo. La cirugía con láser y un tratamiento llamado vitrectomía ayudan a contrarrestarlo. Si usted sufre de diabetes, asegúrese de hacerse examinar los ojos con pupilas dilatadas todos los años.

Desprendimiento de la retina: esto sucede cuando las capas internas y externas de la retina se separan. Si usted observa cambios en las manchas y/o destellos de luz en sus ojos, bien sea todo el tiempo o gradualmente, consulte inmediatamente con su oftalmólogo. Mediante cirugía o tratamiento con láser, los médicos a menudo pueden volver a unir las capas de la retina y usted puede recuperar toda o parte de su visión.

La presbicia: es la pérdida lenta de la habilidad para ver objetos cercanos o letras pequeñas. Es un proceso normal que sucede a medida que se envejece. Las señales de la presbicia incluyen el alejar los materiales de lectura a cierta distancia o sufrir de dolores de cabeza o de cansancio en los ojos al leer o al realizar trabajos muy de cerca. Los lentes para leer a menudo corrigen el problema.

Las manchas: son pequeños puntos o manchitas que aparentan flotar a través de sus ojos. Es posible que usted los observe en habitaciones bien iluminadas o al aire libre en un día despejado. Las manchas pueden ser normales. Pero en ocasiones indican un problema más grave en los ojos, como desprendimiento de la retina. Si usted observa un cambio repentino en el tipo o el número de manchas o destellos, consulte inmediatamente a su profesional de la vista.

El exceso de lágrimas: puede resultar de mucha sensibilidad a la luz, el viento o los cambios de temperatura. El exceso de lágrimas también puede surgir por tener los ojos secos. La protección de sus ojos (usando lentes para el sol, por ejemplo) puede solucionar el problema; en ocasiones el exceso de lágrimas puede significar un problema más grave con los ojos, como una infección o un lagrimal obstruido. Su oftalmólogo puede tratar estas dos condiciones.

Los problemas con los párpados: pueden provenir de distintas enfermedades o condiciones. Las quejas comunes respecto a los párpados incluyen dolor, picazón, exceso de lágrimas o ser muy sensibles a la luz. Los problemas con los párpados a menudo se pueden tratar con medicinas o cirugía.

La conjuntivitis: sucede cuando el tejido que reviste los párpados y cubre la córnea se inflama. Puede causar picazón, ardor, exceso de lágrimas o la sensación de que hay algo dentro del ojo. La conjuntivitis se puede deber a alergias o a alguna infección. Se puede propagar fácilmente de una persona a otra si fue causado por una infección. Es un problema común de los ojos que su oftalmólogo puede tratar.

Estas enfermedades están relacionadas con el envejecimiento su detección precoz y tratamiento oportuno puede prevenir un daño permanente en la visión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

también te pueden interesar