Blog

La Computadora y Los Ojos

Dr. Diego Valle / marzo 7, 2018

La Computadora y Los Ojos

¿Puede dañar el monitor de la computadora mis ojos?

Con el dramático incremento en el número de computadoras en oficinas y hogares, las quejas de fatiga e incomodidad ocular son más frecuentes. Los estudios han establecido que los monitores de las computadoras emiten radiaciones ionizantes, como rayos-x, y radiación no ionizante, como los rayos ultravioleta e infrarrojos. Además de una carga electrostática en la superficie de los mismos.

Los siguientes son los síntomas más comunes del sobre esfuerzo de los ojos, lo cual puede atribuirse a la observación prolongada de la pantalla del computador. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Enrojecimiento
  • Ardor
  • Sensación de cuerpo extraño (arena en los ojos)
  • Fatiga
  • Resequedad
  • Dificultad de enfoque
  • Visión borrosa y/o doble
  • Alteración en la percepción de colores
  • Lagrimeo
  • Malestar con el uso de lentes de contacto
  • Dolor de cabeza, cuello, hombros y espalda
  • Estas manifestaciones han sido determinadas como el Síndrome de Fatiga Visual-Corporal por computadora (SFVC). En muchos casos, estas quejas no comienzan inmediatamente, sino que horas después de trabajo.

¿Qué causa el Síndrome de Fatiga Visual-Corporal por computadora (SFVC)?

El SFVC en parte es causado por el monitor de la computadora, y por varias condiciones en el entorno del usuario de la computadora, tales como:

  • Prolongado número de horas frente al monitor
  • Distancia constante
  • Disminución en la frecuencia del parpadeo
  • Mala iluminación en el área de trabajo
  • Colocación del computador en muebles inadecuados
  • Posición y distancia corporal incorrecta frente al monitor y teclado
  • Problema ocular preexistente (alergias, ojo seco, etc.)
  • Uso de lentes con poder inadecuado o prescripción vencida
  • Lectura de caracteres pequeños en el monitor
  • Reflejo en la pantalla de la computadora por iluminación incorrecta luz de ventanas, lámparas, etc.

¿Qué podemos hacer para evitar el Síndrome de Fatiga Visual por Computadora?

Este síndrome no dañará permanentemente la visión o causará una perdida visual. Sin embargo, puede ser muy molesto y conducir a perdida en la productividad. Todo aquel que utiliza una computadora debe tomar las siguientes medidas:

Examen oftalmológico:
Este será siempre el mejor punto de partida. Hágase examinar por un Oftalmólogo anualmente, el descartará la necesidad de gafas o la presencia de enfermedades oculares y será quien mejor le recomiende qué medidas adoptar. Si es mayor de 40 años y utiliza lentes para lectura, debe saber que la mayoría de los lentes de visión cercana están hechos para corregir distancias a 16 pulgadas, es importante que estos sean ajustados para la distancia requerida a su monitor. Por lo tanto, Ud. debe utilizar lentes diseñados especialmente para acomodar esta distancia, los llamados “lentes para la computadora”. Otra opción son los llamados lentes progresivos o multifocales, que le permiten una buena visión a diferentes distancias. Sus lentes también pueden recibir protección anti reflectante especial y tintes para ayudarle a reducir sus molestias.

Ajuste su equipo:

  • Coloque su monitor a una distancia confortable de 20-25 pulgadas de sus ojos.
  • Posicione su monitor a una altura adecuada, justamente bajo el nivel de sus ojos.
  • Utilice lentes diseñados para uso en computadoras, especialmente si usa bifocales.
  • Mantenga limpios su monitor y pantalla protectora.
  • Ajuste la brillantez de su monitor a una intensidad confortable de sus ojos.
  • Utilice un buen monitor, usualmente los que tienen mayor resolución son mejores.
  • Ajuste el control de contraste de los caracteres del monitor y la pantalla de fondo para que las letras sean fácilmente leídas.

Condiciones de iluminación y reducción de reflejos:

  • Utilice fuentes de luz ubicadas a su espalda o sobre sus hombros.
  • Posicione su monitor perpendicular a las ventanas u otras fuentes de luz.
  • Utilice pantalla (vidrio o plástico) con filtros protectores, montada sobre el monitor de su computadora. Busque de preferencia aquellas con protección antirreflejo y con polo tierra.

Descanse sus ojos periódicamente y evite resequedad:

  • Parpadee! El promedio normal de parpadeo es de aproximadamente 12 veces por minuto. Cuando una persona está concentrada en la lectura, se reduce de 4 a 5 veces por minuto. A menor frecuencia de parpadeo, mayores son las posibilidades de experimentar síntomas de resequedad ocular.
  • Coloque un recordatorio llamativo (memo) adherido a una de las esquinas de su monitor para que no olvide que debe parpadear y descansar sus ojos periódicamente ciérrelos al menos 20 segundos cada 30 minutos).
  • Puede utilizar lubricantes oculares (lagrimas artificiales) para ayudarle a prevenir o aliviar los síntomas de resequedad (particularmente si es usuario de lentes de contacto), téngalas a mano cerca de su computadora.
  • Para evitar el cansancio ocular y corporal por enfoque constante a una corta distancia, tómese breves descansos cada 30 minutos. Levántese de su silla, haga ejercicios de rotación, flexión y extensión en su cuello, relaje la espalda, hombros y brazos. ¡Ejercite sus ojos! Muévalos en diferentes direcciones. Mire hacia lo lejos (por una ventana, por ejemplo) con el propósito de relajar la acomodación ocular, que se ha mantenido a una distancia fija y sostenida de trabajo.

Consulte con su oftalmólogo, ya que algunas personas que no necesitan anteojos normalmente podrían necesitar lentes protectores para trabajar en el computador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

también te pueden interesar