Blog

17 recomendaciones para lograr una mejor efectividad en su tratamiento de glaucoma

CLÍNICA VALLE. / marzo 20, 2019

17 recomendaciones para lograr una mejor efectividad en su tratamiento de glaucoma

El glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible en el  mundo. Existen aproximadamente 105 millones de personas afectadas. No obstante la ceguera por glaucoma es prevenible. El 50 % de los pacientes diagnosticados y tratados por glaucoma progresan y muchos de ellos pierden la visión, por no seguir las recomendaciones en el tratamiento de glaucoma tal y como se lo indica el especialista.

Actualmente se usan varios medicamentos para tratar el glaucoma. Su médico puede recetarle una combinación de medicamentos o cambiar su receta con el tiempo para reducir los efectos secundarios o proporcionar un tratamiento más eficaz. Normalmente, los medicamentos están destinados a reducir la presión intraocular elevada y prevenir el daño al nervio óptico. La mayoría de los medicamentos para el glaucoma son administrados por la vía tópica. La selección del medicamento se hace en base al tipo de glaucoma,  eficacia hipotensora, tolerabilidad y seguridad.

El cumplimiento del tratamiento es vital y  se refiere al compromiso del paciente de administrarse el tratamiento bajo el régimen indicado.  No cumplir con el régimen de tratamiento pone en riesgo la salud de los ojos. La modificación de la presión intraocular  es dosis repuesta, es decir si no  hay tratamiento durante ese intervalo,  la presión no se modificara y probable  ascienda a niveles que cause daño al nervio óptico.

Los medicamentos funcionan solo si se aplican de la forma indicada. Omitir dosis de vez en cuando es sumamente peligroso, ya que durante este periodo es posible también que  existan intervalos de progresión del glaucoma hasta llegar a estados terminales de la enfermedad.  Varios estudios han demostrado que el 50% de los pacientes con glaucoma  que progresan es por  no cumple con el programa o régimen de tratamiento. Por eso el cumplimiento del tratamiento es suma importancia para el control del glaucoma y prevenir la perdida de la visión.

Aquí le dejamos 17 recomendaciones generales y específicas que te ayudarán a lograr la mejor efectividad en el tratamiento  de glaucoma.

1. Elabore un programa con los nombres de las gotas, las dosis, los intervalos y las horas de aplicación. Colóquelo donde lo pueda estar viendo.

2. Para evitar el olvido de sus medicamentos, acostumbre su aplicación a su rutina diaria. Al despertar, desayunar, almorzar, cenar, hora de dormir, etc. También puede usar alarmas en su reloj o teléfono como recordatorios.

3. Muchas de las gotas para el  tratamiento de glaucoma son sensibles al daño a temperaturas ambiente. Guarde los medicamentos en lugar seguro, fresco y que no reciban luz solar.

4. Siempre debe lavarse las manos antes de aplicarse las gotas. Evitar que la punta del gotero toque el ojo.

5. Los frascos debe mantenerlos limpios y siempre cerrarlos después de aplicarse el tratamiento de glaucoma para evitar posible contaminación.

6. Cuando se aplique las gotas, reclínese hacia atrás y posterior a la aplicación del medicamento cierre suavemente los ojos por unos minutos. Al mismo tiempo, ejerza una ligera  presión  en el canto interno del parpado inferior por dos minutos. Esto reducirá la absorción   sistémica  y mejorara el  ingreso del fármaco  al ojo.

7. Si utiliza más de un tratamiento, espere un intervalo mínimo de 10 minutos entre gotas para evitar el lavado de la primera gota por la segunda.

8. Si se le olvida colocar las gotas en una hora determinada, póngase el tratamiento  inmediatamente  cuando se acuerde, no espere hasta que le toque la  próxima gota.  Después vuelva con el horario programado.

9. Colóquese únicamente una gota en el saco conjuntival. Una gota tiene aproximadamente 50 micros litros y la capacidad del saco conjuntival es de 10 micro litros. El 70% aproximadamente  de la gota rebosara sobre los parpados. Por lo tanto, una gota es más que suficiente,  no es necesario agregar  más volumen para lograr más efecto.

10. Algunos medicamentos pueden provocarle efectos secundarios. Ante cualquier sintomatología, ojo rojo, ardor, picazón, inflamación de pardos, cambios de visión, infórmele a su médico para valorar efectos adversos y cambios de tratamientos.

11. Los pacientes con glaucoma y que usan lentes de contactos. Preferiblemente usar medicamentos libre de conservantes.

12. Es importante que siempre que esté recibiendo indicaciones de otros medicamentos por otras especialidades médicas, informe a su médico que usted tiene glaucoma. Debido a que las gotas y algunos medicamentos sistémicos pueden interferir o  potenciar los efectos adversos. También existe una variedad de medicamentos sistémicos que puede agravar el glaucoma.

13. Existen una variedad de   enfermedades de carácter inflamatorias, que  para su control es necesario el empleo de corticoides. Estos productos pueden elevar la presión intraocular y agravar el glaucoma. Se hace  indispensable  la coordinación de ambas especialidades para encontrar otras  alternativas de tratamientos.

14. Siempre comunicar al oftalmólogo, que otras enfermedades padece. Debido a que hay medicamentos para el glaucoma que estarían contraindicado para su enfermedad preexistente.

15. Guarde las gotas y todos los medicamentos  fuera del alcance de los niños.

16. Nunca aplicarse medicamentos abiertos y empleados por otros pacientes.

17. Nunca deje de aplicarse su tratamiento de glaucoma y espere su próxima vista para valorar su efectividad y tolerancia. Recuerde que la  única persona que puede modificar el régimen de tratamiento, es su oftalmológico.

Dr. Diego Valle G. Oftalmólogo. Especialista en Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad crónica y progresiva que puede causar ceguera irreversible. Sin embargo, es prevenible mediante un diagnostico precoz y tratamiento adecuado. El 50%  de los pacientes progresan por no seguir las recomendaciones del tratamiento.  Por lo tanto,  el cumplimiento del tratamiento es de vital importancia para evitar la progresión de la enfermedad  y pérdida de la visión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *