Blog

La blefaritis crónica puede ser ocasionada por un parásito llamado Demodex

CLÍNICA VALLE. / febrero 3, 2020

La blefaritis crónica puede ser ocasionada por un parásito llamado Demodex

¿Qué es la blefaritis?

La blefaritis, es una enfermedad común y de consulta frecuente en la práctica oftalmológica.  Se caracteriza por la inflamación del borde de los párpados.  Se ha considerado como un problema de salud pública, debido a su alta prevalencia, cronicidad y muchas veces de difícil control. Su origen puede ser multifactorial: Disfunción de la película lagrimal, disfunción de las glándulas de meibomio, dermatitis seborreica, alergias, etcétera. No obstante, ante la presencia de una blefaritis seborreica o escamosa crónica hay que pensar en una posible etiología parasitaria por DEMODEX.

¿Qué es Demodex?

El Demodex, es un ácaro microscópico alargado de la familia arácnida, mide aproximadamente 280 micras, vive y se reproduce en el interior del folículo piloso. Tiene un ciclo de vida de 15 días, pasando de huevo, larva, ninfa y forma adulta.  Es vermiforme (más ancho en su extremo anterior), tiene cuatros pares de patas y abdomen estriado.  Este ácaro vive y se concentra en sitios corporales donde las glándulas sebáceas son numerosas y la producción de grasa es abundante como las regiones del cuero cabelludo, pestañas, glándulas de meibomio de los párpados, y folículos pilosos del rostro.

Infección por Demodex:

La infección por Demodex se ha observado en todas las regiones geográficas sin predilección sobre una raza específica, sin embargo, es más frecuente en mujeres y su prevalencia aumenta con la edad. En pacientes con blefaritis crónica, muchos estudios han reportado una prevalencia entre el 50% a 70%.

Formas de contagio:

La forma de contagiarse es por contacto directo de persona a persona en cualquier edad, excepto recién nacidos. Las personas más susceptibles de contagio son los que sufren de blefaritis seborreica, meibomitis, acné rosáceo, dermatitis seborreica, diabetes y síndrome de inmunodeficiencia.

Tipos de Demodex:

En el ser humano se ha identificado dos especies diferentes de Demodex como causante de blefaritis. El Demodex folliculorum más grande relacionado con blefaritis anterior asociada con desordenes de las pestañas y Demodex Brevis más pequeño causantes de blefaritis posterior con disfunción de las glándulas de meibomio y queratoconjuntivitis.

Conociendo del Demodex:

El Demodex se alimenta de sebo y de las células epiteliales del folículo piloso. El ácaro se desplaza con cuatro pares de pata, cada una con dos garras que erosiona el epitelio. Para alimentarse, proyecta estiletes que puncionan las células del huésped, donde secretan enzimas de sus glándulas salivales para iniciar la digestión de las células epiteliales. Las micro abrasiones ocasionada por sus garras de estos parásitos puede inducir a hiperplasia epitelial y una hiperqueratinización reactiva alrededor de la base de la pestaña. El parásito absorben nutrientes de la raíz del pelo, daña las paredes celulares, excreta desechos, deposita huevos y muere dentro de los folículos conllevando al daño de la piel y perdida de las pestañas. Además, muchas veces actúa como vectores de hongos y bacterias.

Cuadro clínico en pacientes con blefaritis:

Los pacientes con blefaritis crónica de posible etiología por Demodex, en algunos casos pueden ser asintomáticos o bien producir un amplio espectro de manifestaciones clínicas que dependerán del grado  parasitaria y factores de predisposición innata del huésped.  El cuadro clínico generalmente se caracteriza por enrojecimiento e inflamación del borde palpebral, lagrimeo, picazón, irritación, caída de pestañas, sensación de cuerpo extraño, formación de costras o escamas, fotofobia, etcétera. También el ácaro, puede estar involucrado en otros procesos oculares como chalaziones, orzuelos y ojo seco. El proceso inflamatorio del borde palpebral puede extenderse hacia la conjuntiva, generando conjuntivitis crónica e inclusive afectación de la córnea.

En relación al tratamiento se han utilizados numerosas opciones terapéuticas tópicas y sistémicas. Se han propuestos diversas estrategias que contemplan:

  1. Empleo de acaricidas,
  2. Uso de antibióticos
  3. Empleo de lubricantes
  4. Medidas de higiénicas,
  5. Educación del paciente, entre otros.

Opciones terapéuticas:

  1. Ivermectina oral (Acaricida). Dosis única 100 a 200 mcg/kg.  Pastillas de 6 mg, una o dos (am y pm). Repetir dosis a los 7 o 15 días. No se recomienda en pacientes con insuficiencia hepática, embarazo y niños.
  2. Aceite de árbol de Té. Limpia los cilindros de las bases de la pestaña. Además, estimula a los ácaros a migrar fuera de la piel. Se puede usar al 50%, el cual los mata y al 5% interrumpe su ciclo de vida.
  3. Toallas Naviblef: Higiene diaria. Formulación recomendada para eliminar secreciones aculares y residuos de los párpados y pestañas debidos a alergias e inflamaciones asociadas con Demódex, blefaritis, blefaroconjuntivitis, disfunción de la glándula de Meibomio, rosácea, ardor, picor, irritación e inflamación con enrojecimiento y otras enfermedades de borde palpebral. 
  4. Crema de Ivermectina 1%. Son muy efectivos como acaricidas
  5. Eritromicina ungüento. Reduce la colonización de bacterias
  6. Metronidazol 500 mg. 2 veces/día por 3 semanas.
  7. Tetraciclinas cap. 500 mg. Cada 6 horas por 10 días.  Son muy importante en el tratamiento de la blefaritis seborreica, disfunción meibomiana, acné, dermatitis seborreica, etc.  como sebos reguladores.
  8. Lubricantes oculares libres de preservante. Son indispensable en el tratamiento de la blefaritis crónica por demódex debido a que sus excrementos y residuos tisulares producto de la inflamación causan alteración de la superficie corneal y ojo seco.

Todo paciente que cursa con blefaritis crónica, chalaziones y orzuelos recurrentes debe asistir a una valoración oftalmológica para determinar la causa. La blefaritis por Demodex puede conllevar a proceso inflamatorios crónicos, perdida de las pestañas y lesiones de la superficie ocular, por lo que se hace determinante identificarlo e iniciar el tratamiento adecuado de forma precoz. En nuestro centro oftalmológico contamos con métodos microscópicos para establecer el diagnóstico por Demodex.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *