fbpx

Estrabismo

Estrabismo

Estrabismo

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es la desviación o la pérdida del paralelismo de los ojos. Los dos ojos no miran al mismo sitio, uno de ellos dirige la mirada al objeto que fija, mientras que el otro se desvía en otra dirección, que puede ser hacia adentro, afuera, arriba o abajo. Esto impide fijar la mirada de ambos ojos al mismo punto, lo que ocasiona una visión binocular incorrecta. El ojo, que se desvía no aprende a ver, puede perder permanentemente su capacidad visual. Este ojo puede llegar a ser ambliope también llamado ojo perezoso. El estrabismo es una condición muy común entre los niños y puede tener graves consecuencias para su visión si no es tratado oportunamente.

¿Cuál es la causa del estrabismo?

El ojo se mueve en todas las direcciones de mirada gracias a una serie de músculos que están adheridos a su superficie externa que se llaman músculos extra oculares. El cerebro, por medio del III, IV y VI pares craneales, controla los movimientos de los ojos, consiguiendo que ambos ejes oculares se dirijan simultáneamente al punto que se quiere observar. Cuando algo falla, ya sea por causa anatómica o funcional, los ojos dejan de moverse de una forma coordinada, produciéndose el estrabismo.

La causa exacta del estrabismo infantil hasta ahora no es totalmente clara, pero el desequilibrio de los músculos que controlan los movimientos oculares y las alteraciones ópticas como la hipermetropía, son sus principales desencadenantes. En otros casos, las menos frecuentes, puede tratarse de problemas cerebrales, como es el caso de la parálisis cerebral infantil debida a la asfixia del feto o bien puede ser secundario al mal paso de la luz a través del ojo, como en las cataratas congénitas (cristalino opaco de nacimiento). Cualquiera interferencia al estímulo visual durante los primeros años de vida, puede desarrollar un estrabismo.

Otras causas de Estrabismo, son las Enfermedades Oculares, como: Afecciones de la Retina, Nervio Óptico, Cristalino, etc. Enfermedades Generales que afectan secundariamente al ojo como: Diabetes, Tiroides, Miastenia Gravis, Accidentes Cerebro-Vasculares, Tumores cerebrales, traumatismos de Cráneo o de Orbita.

¿Cuáles son los síntomas y signos?

Es común que los ojos de un recién nacido se muevan de forma independiente y en ocasiones, pueden llegar a desviarse Sin embargo, a los tres o cuatro meses de edad, el bebé debe poder enfocar los objetos y los ojos deben estar derechos, sin desviaciones. El signo principal, es la desviación de un ojo o sea la pérdida del paralelismo de los ojos, también existe disminución de la agudeza visual de un ojo respecto al otro (ojo perezoso o ambliopía). En ocasiones, puede asociarse a posiciones anormales de la cabeza, desviaciones, inclinación, tortícolis. Cuando el estrabismo se inicia en la edad adulta, puede presentarse diplopía o visión doble.

¿Cuáles son los tipos de estrabismo?

Los ojos pueden desviarse horizontalmente, ya sea hacia adentro (estrabismo convergente o endotropia), o hacia fuera (estrabismo divergente o Exotropia),o verticalmente(estrabismo vertical).

La endotropia o esotropia es el más frecuente, es cuando los ojos se desvían hacia adentro. Si un ojo se desvía hacia adentro el niño no utilizara su ojo desviado provocando ambliopía en este ojo. La desviación hacia adentro que ocurre en niños cuando comienzan a fijar los objetos puede ser causada por defecto refractivo (hipermetropía) o por desequilibrio muscular.

La exotropia, es menos frecuente y es cuando los ojos se desvían hacia afuera. Suele ser intermitente (desvía, a veces si a veces no) particularmente cuando el niño tiene sueño, está enfermo, cansado, mira la luz brillante o a distancia.

El estrabismo vertical, es cuando los ojos se desvían hacia abajo (hipotropia) o hacia arriba (hipertropia).

El estrabismo paralítico, es cuando hay una paresia o parálisis de uno o más músculos, es más común en adultos. Los síntomas pueden ser: visión doble y/o tortícolis de cabeza. Como tratamiento se utiliza ejercicios, anteojos con prismas y luego cirugía si es necesario.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El estrabismo se diagnostica durante un examen oftalmológico. Se recomiendan los exámenes para todos los niños a partir de los tres años de edad. Sin embargo, si su hijo presenta síntomas de estrabismo u otro trastorno ocular a cualquier edad, se debe realizar un examen oftalmológico completo.

El oftalmólogo investigará la agudeza visual de cada ojo, evaluará la fijación de la mirada los movimientos oculares. También le examinará el fondo de ojo y la refracción ocular. De este modo se determinará si hay alguna lesión orgánica o alguna alteración refractiva (miopía, hipermetropía, o astigmatismo). Los ojos del paciente con estrabismo deberían examinarse tan pronto como sea posible. La detección y el tratamiento precoz pueden prevenir el deterioro permanente de la visión.

¿Cuál es el tratamiento del estrabismo?

El tratamiento es más efectivo cuando se comienza antes y dependerá del tipo de estrabismo que se presente. En los estrabismos ocasionados exclusivamente por un desequilibrio de fuerzas en los músculos oculares, sin presentar defectos ópticos ni alteraciones en el fondo de ojo, el tratamiento es solamente quirúrgico.

Los causados por un desequilibrio muscular pero también por una alteración óptica, necesitaran de un tratamiento que combine la cirugía con el uso de un anteojo. Finalmente hay otro tipo de estrabismo que es ocasionado exclusivamente por una alteración óptica (estrabismo acomodativo), que con el uso permanente del anteojo apropiado se logra el alineamiento de los ojos.

¿En qué consiste la cirugía?

El tratamiento más frecuente del estrabismo es el quirúrgico. La cirugía puede involucrar el ojo desviado, el ojo alineado o ambos. La técnica consiste en debilitar los músculos que están tirantes, corriendo su inserción hacia atrás, y a los músculos que están débiles, se les fortalece acortando un pequeño segmento de sus fibras. Si bien las modernas técnicas quirúrgicas, como las suturas ajustables, ofrecen muy buenos resultados, a veces es necesario re-intervenir para lograr el alineamiento ocular que brinde un mejor aspecto estético y funcional.

¿Cual el objetivo del tratamiento?

Evitar la ambliopía: Para ello se recetará el anteojo correspondiente al problema óptico y se ocluirá con un parche el ojo sano para que el otro desarrolle una mejor visión. En ocasiones los niños se oponen al uso del parche, pero es la única forma de evitar la ambliopía.

Enderezar los Ojos: Algunos estrabismos asociados a hipermetropías pueden corregirse parcial o totalmente con anteojos, pero lo más frecuente es el tratamiento con cirugía. Por medio de esta, se puede obtener un alineamiento de los ojos y una mirada estéticamente aceptable.

Restaurar la Visión Binocular: Esto se logra con los tratamientos anteriores, pues al obtener una visión pareja en ambos ojos y su alineamiento, se puede alcanzar una Visión Binocular.

Solicite su Cita











AMPM


¿Qué importancia tiene la prevención?

Los niños menores de 9 años son especialmente relevantes, pues las consecuencias de un estrabismo no diagnosticado y tratado en forma oportuna tendrán repercusiones permanentes en el desarrollo visual del niño. Un diagnóstico y tratamiento precoz del estrabismo puede evitar la desviación permanente y la ambliopía.

Su niño presenta desviación de los ojos

o llámenos al +505-22771123 / 22789208